Cambios de la alergia con el paso del tiempo

Las alergias evolucionan constantemente, por lo que los desencadenantes y los síntomas pueden cambiar con el tiempo. En general, los bebés y niños pequeños están expuestos (y sensibilizados) a unos alérgenos distintos que la media de adultos. Es necesario llevar a cabo pruebas y reevaluaciones regulares de la alergia subyacente para poder personalizar el tratamiento y los posibles consejos de evitación.

En las fases iniciales, la alergia puede aparecer como un trastorno aparentemente inofensivo, como la alergia al polen durante la época primaveral. Algunas personas desarrollan gradualmente un trastorno alérgico a lo largo de los años antes de padecer cualquier síntoma. Otras experimentan reacciones anafilácticas repentinas potencialmente mortales tras haber ingerido un determinado tipo de comida o fármaco, o por la picadura de un insecto. Además, algunas alergias que comienzan con un eccema o con trastornos digestivos pueden evolucionar y producir asma, con frecuencia incluyendo síntomas respiratorios como la hiperreacción o la obstrucción de las vías respiratorias.

Evolución de la alergia: haga el seguimiento de una alergia cambiante

Con el tiempo, la alergia experimenta cambios dinámicos, y el término "evolución de la alergia" se utiliza a menudo para describir esta progresión característica de la enfermedad. En una secuencia típica de evolución de la alergia, la sensibilización y los síntomas visibles generalmente:

  • aparecen durante intervalos de edad específicos
  • persisten durante varios años
  • tienden a disminuir espontáneamente con la edad

Pruebas regulares de seguimiento con análisis de sangre ImmunoCAP

Debido a la constante evolución de las alergias, un análisis de sangre de ImmunoCAP realizado en un momento específico solo mostrará el estado de la enfermedad en ese momento concreto. Los análisis regulares para detectar alérgenos específicos en intervalos de tiempo determinados proporcionarán la información necesaria para seguir con precisión el desarrollo de la enfermedad.

El seguimiento regular con ImmunoCAP le ayudará a determinar:

  • Si se han superado las alergias y si ya no es necesario evitar un alérgeno o recibir el tratamiento.
  • Si se han desarrollado nuevas alergias y si es necesario evitar un nuevo alérgeno o recibir un nuevo tratamiento.

Por consiguiente, se puede optimizar el bienestar del paciente a lo largo del tiempo.